sábado 13 de abril de 2024 - Edición Nº1956

Política | 14 feb 2024

La salud privada y los socios

Los hermanos Passaglia, dejan sin atención a trabajadores municipales, como ya advertimos sin ser oídos

La ciudad bonaerense de San Nicolás se encuentra inmersa en una crisis sin precedentes en la atención médica de pacientes de la salud pública, y el foco de atención recae en la gestión del clan Passaglia (Antes kirchneristas, luego de Cambiemos y ahora apoyadores de Milei) que está más enfocado en desestabilizar lo público para beneficiar lo privado que en resolver los problemas que afectan a la comunidad.


El deseo evidente de transferir lo público a lo privado es uno de los anhelos del diputado e intendente Santiago Passaglia, quien, a pesar de solicitar licencias tanto en el municipio como en Diputados, aún no ha decidido sobre su futuro, lo que constituye una clara estafa a los ciudadanos nicoleños y bonaerenses de la segunda sección electoral. Aún sin quedar claro si efectivamente va a asumir el cargo de intendente, mientas tanto,  Santiago Passaglia y su familia operan para desarrollar sus negociados. Y como ejemplo te dejamos en notas anteriores el tema de la tosca que es vendida cuando está prohibido.  Y las cuestiones federales que no avanzan...

Durante el pasado mes de enero, Passaglia tomó una decisión, que nuestro medio hizo pública, que ha impactado directamente en la salud y el bienestar de cientos de trabajadores y sus familias. Se negaron a pagar los aportes de la obra social a 125 trabajadores de los 300 que habían optado por permanecer en Ioma.

Esta acción ha dejado a estas familias sin cobertura médica, generando un perjuicio económico y de salud considerable. A pesar de las demandas de la organización, que ha solicitado una audiencia en el Ministerio de Trabajo de la provincia, aún no se ha procedido al reintegro de los pagos ni al depósito de quienes no pudieron realizarlos para regularizar la situación.

Además, alrededor de 250 trabajadores se encuentran atrapados en la prepaga Avalian, una empresa que no cumple con las expectativas promocionadas y cuyos empleados desean regresar a la obra social del Estado provincial.

En el mismo sentido, el Tribunal de Trabajo ha demorado más de lo necesario en garantizar derechos que en cualquier otra parte del país se habrían otorgado rápidamente. Uno de los mayores problemas que enfrenta la comunidad es el cierre de todos los dispensarios de la ciudad, centralizados en el Hospital de Zona Oeste, una clínica del Grupo Oroño que no brinda atención a los trabajadores por Ioma ni a ningún otro, ya que tiene sede en la provincia de Santa Fe. Hasta hoy Diario la Verdad no ha podido encontrar la habilitiación de éste sanatorio Grupo Oroño para abrir sus puertas, que ya ha hecho, y que el municipio da turnos para ese centro de atención, un poco primario y otro poco envuelto en vueltos. 

Despidos en el dispensario Zona Norte

Además, los recientes despidos injustificados de la Dra. Daniela González, médica clínica del dispensario  Zona Norte con siete años de antigüedad, y el traslado de la enfermera Vilma González han generado un clima de incertidumbre y desconfianza en el sistema de salud local.

Por otra parte, la deficiente gestión del clan Passaglia en el manejo del servicio de ambulancias ha dejado a la ciudad con solo una ambulancia operativa las 24 horas del día. Aún cuando había más en la ciudad, muchas eran afectadas al puerto, al estadio municipal o al autódromo.  Suerte que correrá de igual manera esa única ambulancia cuando abra sus puertas la feria ExpoAgro.

Sin el pago al Centro Médico, el servicio de emergencia dejaría de funcionar y las ambulancias en las delegaciones no cuentan con los elementos básicos para operar.

Despidos en el transporte público

A esto se suma una ola de despidos en el transporte público de pasajeros, la falta de horario nocturno desde la llegada de los Passaglia y el cambio de frecuencias en los horarios diurnos de los colectivos, motivo de quejas permanentes.

Se espera una sesión extraordinaria en el Honorable Concejo Deliberante para un nuevo incremento del boleto de colectivo, lo que afectaría especialmente a los estudiantes locales y al personal docente y auxiliar.

La CGT local, de siesta

El pago del cien por ciento de los haberes del personal municipal para el mes de febrero fue resultado del manejo irregular de un sólo sindicato que tiene vínculos con el ejecutivo passaglista desde hace tantos años.  Los jubilados municipales son indigentes y esperan y seguirán esperando por una CGT local ausente de todos los reclamos en la ciudad contra el atropello de los Passaglia. Nunca se expresaron por los trabajdores de ATE, tan desatendidos, agraviados, insultados y hasta presionados para que se desafilien del gremio.  

Se plantea avanzar en el desarrollo de asambleas populares en los barrios y otra que centralice a todo San Nicolás para tomar la lucha por las necesidades de la población junto con la anulación definitiva del DNU, la ley ómnibus, el protocolo represivo y el plan de hiperinflación, despidos y recesión. Ac-Infogei

También se espera que muchos referentes políticos de la ciudad se expresen ante tantas irregularidades, sin suerte hasta acá. Las sociedades compartidas deja una deuda de éstos referentes con la sociedad. Mucho ruidos y pocas nueces ha dejado la campaña donde muchos se dijeron ser partidarios de llevar adelante el fuerte reclamo social, también hasta acá sin suerte.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

Te invitamos a compartir tus comentarios.

Valoramos mucho la opinión de nuestra comunidad de lectores y siempre estamos a favor del debate plural y del intercambio de datos e ideas. En esta línea, es importante para nosotros generar un espacio de respeto y cuidado, por lo que por favor tené en cuenta que no publicaremos comentarios con:

- insultos, agresiones o mensajes de odio,
- desinformaciones que pudieran resultar peligrosas para otros,
- información personal

Diario la verdad no se hace responsable de los comentarios realizados por terceros ajenos a la redacción de nuestro medio.

Más Noticias