domingo 03 de marzo de 2024 - Edición Nº1915

Política | 1 feb 2024

El rol profesional

Los acompañantes terapéutico se organizan para ser reconocidos

Este martes se dieron cita en la Agencia Nacional de Discapacidad (Andis) para visibilizar sus reclamos históricos; figurar en el nomenclador de prestadores


Frente al ajuste en las prestaciones para las personas con discapacidad que el gobierno de Milei viene llevando adelante, mediante el recorte de suministros que tienen que ver con la calidad de vida de quienes dependen de estas prestaciones, y frente a la precarización laboral y los ataques al salario imperantes en uno de los sectores más golpeados, lxs acompañantes terapéuticos se vienen organizando por sus reivindicaciones. 

Diversos espacios que nuclean acompañantes terapéuticos levantaremos reclamos que nos atañen como colectivo, solicitando a la mesa directiva de la Andis que se considere el pago a mes vencido, el reconocimiento a la figura del Acompañante Terapéutico en el nomenclador de prestadores, la actualización de los honorarios (indexados a la inflación), el reconocimiento de nuestra profesión y el fin de la precarización laboral.

En el último tiempo, lxs acompañantes terapéuticos han tomado mayor visibilidad en la arena de la salud mental tornándose un componente indispensable entre el paciente y el equipo tratante. Son ejes transversales en personas que atraviesan padecimientos físicos y/o mentales; entre sus objetivos se encuentran la reconstrucción del lazo social, propiciar mayor autonomía y otras tareas que hacen al dispositivo del acompañamiento, direccionado en pos de generar una vida más asequible en la cotidianidad del paciente.

A pesar del rol fundamental que cumplen en el ámbito de la salud mental y la no regulación del ejercicio profesional del acompañante terapéutico y de una ley nacional que tiene media sanción en la Cámara de Diputados -obtenida en el año 2023-, sus ingresos son menoscabados con la retención de un alto porcentaje de sus honorarios, siendo el manoseo sistemático por parte de centros categorizados terapéuticos que operan como nexo conector entre pacientes que requieren dicha prestación y las obras sociales. Esto sitúa a le trabajador en un lugar de vulnerabilidad, donde le excede la posibilidad de negociación con las obras sociales que necesitan del servicio para un usuario.

Por otro lado, lxs trabajadores que optan por negociar de manera directa con las obras sociales se enfrentan a un pago del valor/hora que está lejos de la inflación, teniendo que aceptar dichos montos frente a la urgente necesidad de llevar el pan a sus hogares.

En este contexto, desde distintos espacios de acompañantes terapéuticos se empieza a dar impulso a lo que actualmente es un proyecto que tiene como objetivo posicionar al acompañante terapéutico como agente de salud, reconocido como profesional, y que el acceso a las capacitaciones y a la continua formación sean parte de la agenda y sean las instituciones de carácter pública las que nos garanticen el derecho a seguir formándonos como lxs profesionales que somos y a adquirir nuevas herramientas para poder estar a la altura de una profesión que requiere excelencia. Esto, comprendiendo que nos debemos a un paciente que no se circunscribe a una sintomatología; consideramos a esa persona desde un sentido biopsicosocial.

Por tales motivos es que desde los cuatro puntos cardinales comenzamos a debatir sobre nuestros rol como profesionales y sobre nuestra situación deplorable como trabajadores de la salud mental. Es que ante un vacío legal que nos posiciona en lugar de desprotección, nos vemos en la necesidad de posicionarnos en un lugar de lucha.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

Te invitamos a compartir tus comentarios.

Valoramos mucho la opinión de nuestra comunidad de lectores y siempre estamos a favor del debate plural y del intercambio de datos e ideas. En esta línea, es importante para nosotros generar un espacio de respeto y cuidado, por lo que por favor tené en cuenta que no publicaremos comentarios con:

- insultos, agresiones o mensajes de odio,
- desinformaciones que pudieran resultar peligrosas para otros,
- información personal

Diario la verdad no se hace responsable de los comentarios realizados por terceros ajenos a la redacción de nuestro medio.

Más Noticias