sábado 18 de mayo de 2024 - Edición Nº1991

Política | 3 oct 2023

Salud

30 cosas que suceden cuando caminas todos los días

Lo hemos escuchado todo antes; caminar es bueno para ti. Y lo es. Sin embargo, lo que pocas personas saben es cuántos beneficios tiene incluir caminar


Lo hemos escuchado todo antes; caminar es bueno para ti. Y lo es. Sin embargo, lo que pocas personas saben es cuántos beneficios tiene incluir una caminata de 30 minutos en su rutina diaria. Los buenos hábitos para caminar pueden tener un efecto profundo en su salud física, mental y emocional. El cuerpo humano está diseñado para caminar. Desafortunadamente, la mayoría de la gente hace muy poco. Los estilos de vida sedentarios que llevamos nos mantienen sentados demasiado y caminando muy poco. Sin embargo, no hay necesidad de darse por vencido. Tomarse el tiempo para caminar 30 minutos cada día puede revertir los efectos adversos de pasar demasiado tiempo sentado.

Lo mejor de caminar como parte de una rutina de ejercicios es que es gratis. No es necesario inscribirse en un gimnasio elegante. Salir al aire libre es una de las mejores partes de caminar para hacer ejercicio. Otra gran ventaja es que puedes salir a caminar con familiares, amigos o como parte de un «club» de caminantes. Hay más tiempo para hablar y ponerse al día con la gente, algo que hacemos muy poco estos días. Si cree que caminar es una pérdida de tiempo, piénselo de nuevo. Aquí te dejamos 30 beneficios que caminar tiene para tu cuerpo:

1. Caminar es esencial para la salud de tu corazón

Una caminata rápida es una excelente manera de ejercitar los músculos del corazón. Como caminar es una forma de ejercicio cardiovascular, aumenta tu ritmo cardíaco. Este es el número de veces que tu corazón late por minuto. Tu frecuencia cardíaca en reposo y la frecuencia cardíaca de ejercicio serán diferentes. Un aumento de la frecuencia cardíaca hace que el bombeo cardíaco sea más rápido. Los músculos del corazón son como cualquier otro músculo del cuerpo: necesitan hacer ejercicio.

Lo hemos escuchado todo antes; caminar es bueno para ti. Y lo es. Sin embargo, lo que pocas personas saben es cuántos beneficios tiene incluir una caminata de 30 minutos en su rutina diaria. Los buenos hábitos para caminar pueden tener un efecto profundo en su salud física, mental y emocional. El cuerpo humano está diseñado para caminar. Desafortunadamente, la mayoría de la gente hace muy poco. Los estilos de vida sedentarios que llevamos nos mantienen sentados demasiado y caminando muy poco. Sin embargo, no hay necesidad de darse por vencido. Tomarse el tiempo para caminar 30 minutos cada día puede revertir los efectos adversos de pasar demasiado tiempo sentado.

Lo hemos escuchado todo antes; caminar es bueno para ti. Y lo es. Sin embargo, lo que pocas personas saben es cuántos beneficios tiene incluir una caminata de 30 minutos en su rutina diaria. Los buenos hábitos para caminar pueden tener un efecto profundo en su salud física, mental y emocional. El cuerpo humano está diseñado para caminar. Desafortunadamente, la mayoría de la gente hace muy poco. Los estilos de vida sedentarios que llevamos nos mantienen sentados demasiado y caminando muy poco. Sin embargo, no hay necesidad de darse por vencido. Tomarse el tiempo para caminar 30 minutos cada día puede revertir los efectos adversos de pasar demasiado tiempo sentado.

Lo mejor de caminar como parte de una rutina de ejercicios es que es gratis. No es necesario inscribirse en un gimnasio elegante. Salir al aire libre es una de las mejores partes de caminar para hacer ejercicio. Otra gran ventaja es que puedes salir a caminar con familiares, amigos o como parte de un «club» de caminantes. Hay más tiempo para hablar y ponerse al día con la gente, algo que hacemos muy poco estos días. Si cree que caminar es una pérdida de tiempo, piénselo de nuevo. Aquí te dejamos 30 beneficios que caminar tiene para tu cuerpo:

 Caminar puede ayudar a mejorar la movilidad de las articulaciones

Las articulaciones rígidas pueden causar muchas molestias. Eventualmente conducen a la inmovilidad. Tener articulaciones rígidas no te impide caminar todos los días. Inicialmente, puede ser una lucha, ya que las articulaciones no pueden flexionarse. Caminar también puede ser un poco doloroso. Sin embargo, debe perseverar sabiendo que a largo plazo caminar le proporcionará un alivio muy necesario.

Si tiene una afección que debilita sus articulaciones o las endurece, debe consultar a su médico antes de comenzar a caminar para hacer ejercicio diario. En la mayoría de los casos, los médicos recomendarán caminar, pero advertirán a los pacientes que no se excedan. Después de un tiempo, te darás cuenta de que tus articulaciones comienzan a doler menos y se vuelven más flexibles. El ejercicio regular como caminar alivia la rigidez de las articulaciones. Lo que hace que caminar sea perfecto es que es una forma de ejercicio de bajo impacto que lo hace menos dañino para las articulaciones que correr.

3. Caminar es importante para mantener los huesos fuertes

A medida que envejecemos, nuestros huesos podrían comenzar a perder su densidad. La densidad ósea es la cantidad de mineral óseo presente en los huesos. El agotamiento de la densidad ósea conduce a condiciones como la osteoporosis. El ejercicio ayuda a retener la masa ósea. Para aquellos que no han estado haciendo ejercicio en absoluto, la mejor manera de empezar es caminando.

Caminar es una excelente manera de construir los huesos y retener el mineral óseo necesario para tener huesos sanos. Cuanto más fuertes sean tus huesos, menos probable será que se rompan. Las personas con baja densidad ósea son más propensas a fracturas y roturas. Como el ejercicio puede ayudar a estabilizar o mejorar la densidad ósea, una persona que hace ejercicio regularmente tiene menos probabilidades de sufrir una lesión. Caminar mejora su estado físico y flexibilidad en general, lo que puede ayudar a evitar que se caiga, lo que podría provocar una rotura o fractura.

3. Caminar es importante para mantener los huesos fuertes

A medida que envejecemos, nuestros huesos podrían comenzar a perder su densidad. La densidad ósea es la cantidad de mineral óseo presente en los huesos. El agotamiento de la densidad ósea conduce a condiciones como la osteoporosis. El ejercicio ayuda a retener la masa ósea. Para aquellos que no han estado haciendo ejercicio en absoluto, la mejor manera de empezar es caminando.

4. Caminar puede ayudar a eliminar el dolor de espalda

Muchos dolores de espalda son el resultado de una mala postura y una tensión prolongada. Pasar mucho tiempo sentado ejerce presión sobre los músculos de la espalda, especialmente si no estás sentado en una silla que ofrezca soporte para la espalda. La tensión de mantener la espalda erguida en posición sentada durante largos períodos puede dejar los músculos cansados y doloridos.

5. Caminar puede ayudar a aliviar la presión arterial alta

La presión arterial alta es el resultado de la tensión que se ejerce sobre las arterias y venas del cuerpo a medida que el corazón bombea sangre a través de ellas. Si la presión sobre las venas y las arterias es demasiado grande, las paredes de estos vasos sanguíneos podrían debilitarse. Los vasos sanguíneos debilitados pueden provocar un ataque cardíaco o un derrame cerebral.

6. Caminar puede ayudarte a controlar tu nivel de azúcar en sangre

El alto nivel de azúcar en la sangre es el resultado de tener altos niveles de glucosa no utilizada almacenada en la sangre. Esto representa una amenaza potencial para el cuerpo. La insulina del páncreas ayuda a estabilizar los niveles de azúcar en la sangre. A veces, la insulina no puede manejarse por sí sola. Cuando el cuerpo no puede procesar la glucosa y mantener niveles saludables de azúcar en la sangre, existe el riesgo de desarrollar diabetes. La diabetes requiere tratamiento con insulina

El ejercicio puede ser la clave para mantener niveles más saludables de azúcar en la sangre. A medida que aumenta la frecuencia cardíaca, el cuerpo comienza a usar más glucosa en la sangre. La glucosa alimenta los músculos, lo que les permite seguir trabajando. Si está recibiendo tratamiento para un nivel alto de azúcar en la sangre o diabetes, su médico debe ser informado de sus planes de ejercicio. Las pruebas regulares de azúcar en la sangre antes y después del ejercicio le darán una indicación de su eficacia.

7. Caminar puede acelerar tu metabolismo

Nuestros cuerpos como combustible utilizan los alimentos que comemos. Cuando llenas el tanque pero no vas a ninguna parte, el combustible permanece sin usar. En el cuerpo, las grasas y azúcares no utilizados se almacenan para su uso futuro. Si nunca se usan, pueden conducir a un aumento de los niveles de azúcar en la sangre y a un aumento de peso. Es por eso que es importante poner la comida que pones en tu cuerpo para que funcione para ti.

8. Caminar puede mejorar la función pulmonar y la salud

Tus pulmones suministran a tu cuerpo oxígeno que da vida. Sin pulmones sanos, se transporta suficiente oxígeno por todo el cuerpo, lo que puede afectar su bienestar. Caminar da a tus pulmones un entrenamiento junto con el resto del cuerpo. Usar el ejercicio para fortalecer los pulmones es una buena idea para su salud a largo plazo. La acción de caminar requiere que los pulmones suministren más oxígeno al cuerpo que cuando estás en reposo.

9. Caminar puede ayudar a reducir los niveles de estrés

El estrés es omnipresente en las vidas trepidante que vivimos hoy en día. Las personas se exponen al estrés interno y externo. No mantenerse al tanto de sus niveles de estrés puede tener efectos muy adversos en su salud física. El estrés causa presión arterial elevada, problemas para dormir y puede tener un impacto en su peso.

Una de las primeras cosas que debes hacer cuando te sientes estresado es hacer ejercicio. Una caminata de 30 minutos puede ayudarte a controlar tu estrés. Algunas personas encuentran que caminar les despeja la cabeza y los aleja de su estrés por un tiempo. Otros encuentran que pensar en lo que está pasando mientras caminan les ayuda a resolver sus problemas y averiguar qué hacer a continuación. El ejercicio libera endorfinas y hormonas que te hacen sentir positivo y con energía. Sentirse de esta manera te ayuda a lidiar con todas las cosas que te están estresando.

10. Caminar puede mejorar tu equilibrio y coordinación

Si ves a un bebé aprendiendo a caminar, verás la intensa concentración en sus caras. Su enfoque total es equilibrar sus pies y poder poner un pie delante del otro. Caminar requiere una combinación de equilibrio y coordinación. A medida que pasa el tiempo, caminar se convierte en algo natural y no en algo en lo que tengas que concentrarte.

Sin embargo, como con la mayoría de las cosas, la práctica hace la perfección. Cuanto más a menudo haces algo, más competente eres en ello. Puede que hayas dominado el arte de caminar hace mucho tiempo. Sin embargo, si no lo haces con frecuencia, puedes empezar a experimentar una reducción del equilibrio y la coordinación. Perder tu sentido del equilibrio y la coordinación te hace torpe y propenso a caer. Las personas que se ponen a caminar deben poner a prueba sus habilidades de equilibrio y coordinación, lo que las mantiene afiladas.

11. Caminar puede ayudar si te sientes deprimido o deprimido

La depresión puede hacer que te sientas letárgico y abrumado por sentimientos de tristeza. Una persona deprimida tendrá dificultades para comenzar con un programa de ejercicios porque es un desafío levantarse y ponerse en marcha. Sin embargo, por difícil que sea, caminar puede ser una de las mejores cosas que una persona deprimida puede hacer.

El ejercicio como caminar libera sustancias químicas como la serotonina y la dopamina, que son sustancias químicas para sentirse bien. Inducen una sensación de bienestar. A menudo, la depresión es causada por un desequilibrio de productos químicos en el cerebro. Los niveles de serotonina pueden traer un ataque de depresión. Estimular el cerebro para que libere estas sustancias químicas a través de un ejercicio como caminar puede ayudar a una persona deprimida a controlar cómo se siente. Usar caminar como una forma de lidiar con un ataque de depresión no significa que no necesites medicamentos. Sin embargo, puede ayudar a que su régimen de tratamiento sea más efectivo.

12. Caminar puede reducir el riesgo de Alzheimer y demencia

Las causas de la enfermedad de Alzheimer y la demencia siguen siendo objeto de investigación. Se necesitan más estudios sobre las causas de estas condiciones. El tratamiento también es objeto de investigación. No hay cura para ninguna de las dos condiciones. Los médicos e investigadores creen que existe un vínculo entre la dieta y el ejercicio y la aparición del Alzheimer y la demencia vascular. La razón por la que el ejercicio, como caminar, puede ser beneficioso es que aumenta el flujo de oxígeno al cerebro.

Hacer ejercicio y aumentar el flujo de oxígeno alrededor del cuerpo y hacia el cerebro tiene muchos beneficios. El oxígeno adicional suministrado al cerebro durante el ejercicio puede estimular la memoria y hacer que sea más fácil recordar los hechos. Caminar es una gran manera de despejar tu mente de todas las distracciones que te rodean, lo que te permite estar más concentrado y capaz de concentrarte.

13. Caminar puede estimular tu cerebro y hacerte más creativo

Muchas situaciones en la vida requieren que se te ocurran soluciones creativas. Estimular tu creatividad no es fácil para todo el mundo. Sin embargo, si necesitas que tus jugos creativos fluyan, considera ir a dar un paseo. Mientras caminas, puedes despejar tu mente de todas las telarañas y dejar que tu racha creativa salga a la más importante.

Hacer algo físico puede sacar tu mente del problema en cuestión. Este es el momento exacto en que caerá el centavo y te vendrá a la mente la solución que necesitas. Estar al aire libre y comunicarte con la naturaleza mientras das un paseo puede darte muchas ideas creativas. Muchos autores juran por caminar como una forma de obtener inspiración creativa para sus novelas. A nivel físico, caminar probablemente estimule tu creatividad porque permite un mayor flujo de oxígeno al cerebro.

14. Caminar puede aumentar la capacidad de tu sistema inmunológico para combatir las infecciones

Una persona que tiene el hábito de caminar tiene menos probabilidades de resfriarse que alguien que no lo hace. La actividad física puede eliminar las bacterias de las vías respiratorias antes de que puedan aferrarse. El ejercicio puede causar diferencias en los anticuerpos y los glóbulos blancos. Cuando los anticuerpos y los glóbulos blancos detectan una amenaza, toman medidas para combatirla. Durante una caminata, el flujo sanguíneo se vuelve más rápido. Los anticuerpos y los glóbulos blancos viajan por el cuerpo más rápidamente.

15. Caminar puede ayudar a reducir las alergias y sus efectos

Caminar con regularidad puede disminuir los síntomas de alergia. La mejora del flujo sanguíneo alrededor del cuerpo puede ayudar a eliminar los alérgenos, especialmente los que están en el aire a su alrededor. Los alérgenos ambientales como el polen, la hierba, las semillas y el humo se pueden eliminar del sistema mediante el aumento del flujo sanguíneo. Los alérgenos ambientales causan picazón en los ojos, dolor de garganta, presión sobre los senos paranasales y secreción nasal. Los alérgenos también pueden producir ataques de asma.

ADVERTISEMENT - CONTINUE READING BELOW

Tenga en cuenta la reacción alérgica del paciente. Caminar no puede tomar el lugar de los medicamentos recetados. Las personas alérgicas deben llevar sus medicamentos consigo cuando vayan a caminar. Esto es importante para los alérgicos agudos que necesitan usar una bomba Epipen o para el asma. Es poco probable que caminar elimine una alergia. Sin embargo, puede mejorar la capacidad del cuerpo para responder a la exposición a un alérgeno. Consulte a su médico antes de embarcarse en un programa de ejercicios.

16. Caminar es una excelente manera de mejorar tu digestión

El sistema digestivo del cuerpo es esencial para eliminar los residuos del cuerpo. Tan pronto como comes algo, entra en tu sistema digestivo. El trabajo del sistema digestivo es romper lo que has comido. Los nutrientes de los alimentos se proporcionan al cuerpo para obtener energía. Sin embargo, no se usa toda la comida. Parte de ella necesita ser expulsada del cuerpo. Comer suficiente fibra es esencial para un sistema digestivo funcional.

La fibra es una parte integral del proceso digestivo. Ayuda a formar las heces y mueve las heces a través del intestino para que puedan ser expulsadas. Otra forma esencial de mantener el sistema digestivo funcionando es hacer ejercicio como caminar. Una caminata rápida mantendrá tu sistema digestivo funcionando. Caminar puede acelerar el proceso digestivo. El aumento del flujo sanguíneo como resultado de caminar estimula el sistema digestivo para que trabaje más rápido.

 

17. Caminar puede ayudarte a recortar y mostrar tus mejores activos

A medida que los músculos del cuerpo se estimulan al caminar, comienzan a reafirmarse. Los músculos más firmes tienen una mejor definición y están tonificados. A los pocos meses de caminar, comenzarás a notar que ciertos grupos de músculos se están reafirmando. Los más notables son los músculos de la pierna y los glúteos. Se vuelven más delgados y con más forma de lo que eran antes.

Es posible que quieras mostrar un poco de pierna una vez que tus pantorrillas y muslos se vuelvan más tonificados al caminar. La ropa más ajustada también puede ser atractiva, ya que una vez habrías hecho casi cualquier cosa para evitar que la gente viera tu trasero. Disfruta de los frutos de tu trabajo cambiando tu look con ropa nueva que acentúe tus músculos recién teonados. Continúe caminando para que estén aún más tonificados y recortades. Acepta los cambios en tu cuerpo y deja que te motiven.

18. Caminar puede ayudar a mejorar tus patrones de sueño

Muchas personas pasan por períodos en los que tienen dificultades para dormir. Sin embargo, si el problema persiste, puede tener insomnio. Mucha gente piensa que el único tratamiento que puedes recibir para el insomnio son los medicamentos para dormir. Esto no es necesariamente cierto. Una de las primeras cosas que su médico le preguntará si se queja de insomnio es cuánto hace ejercicio.

ADVERTISEMENT - CONTINUE READING BELOW

Eso se debe a que un programa de ejercicios está estrechamente relacionado con los buenos patrones de sueño. Una forma ideal de controlar tus patrones de sueño es empezar a caminar. Un estudio realizado entre personas que tienen insomnio crónico encontró que caminar redujo el tiempo que les llevó a dormirse. También alargó el tiempo que pasaban durmiendo. Caminar disminuye la ansiedad, que a menudo es un factor en el insomnio. El aumento de la temperatura corporal y el enfriamiento posterior también pueden promover el sueño.

19. Caminar puede hacer que te vea joven

Muchas personas que caminan dicen que se sienten más jóvenes. Esto se atribuye al programa de ejercicios que han tomado. Sin embargo, el ejercicio no solo te hará sentir más joven. También puede hacerte parecer más joven. El aumento del flujo sanguíneo en todo el cuerpo que desencadena caminar no es una excepción cuando se trata de la piel. El flujo de sangre a la piel cura las llagas y ayuda a mantener la piel húmeda. Es menos probable que la piel bien hidratada se arrugue.

ADVERTISEMENT - CONTINUE READING BELOW

Otro efecto que el ejercicio regular tiene en la piel tiene que ver con los cromosomas. Los cromosomas envejecidos con el cuerpo. Una de las cosas que les sucede es el acortamiento de los telómeros. Los telómeros están al final de cada cromosoma e influyen en el proceso de envejecimiento. Los telómeros más largos se asocian con un aspecto más juvenil. El ejercicio puede ralentizar el acortamiento de los telómeros.

20. Caminar es de bajo impacto y, por lo tanto, es menos probable que resulte en lesiones

Ponerse en movimiento puede plantear sus riesgos. El impacto del ejercicio en las articulaciones de la cadera, la rodilla y el tobillo puede causar lesiones. Para aquellos propensos a tales lesiones, la idea de caminar puede ser desagradable. El riesgo de sufrir una lesión en la articulación es bastante bajo. En comparación con las actividades de alto impacto como correr y practicar otros deportes, el riesgo es mínimo.

ADVERTISEMENT - CONTINUE READING BELOW

Caminar se considera una actividad de bajo impacto. Esto significa que no causa la presión discordante en las articulaciones que hace la actividad de alto impacto. Como cualquier otro ejercicio, hay precauciones que debes tomar antes de caminar. Las actividades de calentamiento como el estiramiento reducen el riesgo de lesiones. Las actividades de recuperación después del hecho son igualmente importantes. Cualquier persona con antecedentes de lesiones o afecciones articulares que la hagan propensa a problemas articulares debe consultar a su médico antes de comenzar un programa de caminata.

21. Caminar puede mejorar tu resistencia física

¿Estás cansado de ser el colega que está sin aliento después de subir las escaleras? Tal vez estés harto de ser un desastre sudoroso cuando tratas de mantenerte al día con tus amigos mientras salen a disfrutar de su descanso para almorzar. Estar sin aliento y sudar con el menor esfuerzo es una señal de que no eres apto. Precisamente, te falta resistencia. La resistencia es la capacidad de continuar con un desafío físico durante un período más prolongado.

Caminar es la manera perfecta de aumentar la resistencia. Puedes empezar despacio y ver cuántas millas cubres en tu primera caminata. Cuanto más camines, más lejos podrás ir dentro del mismo período de 30 minutos. Te encontrarás capaz de subir el ritmo al que caminas y seguir adelante durante más tiempo. Todas estas son señales de que estás desarrollando resistencia física.

 

22. Caminar puede ayudarte a aliviar el síndrome de piernas inquietas

El síndrome de las piernas inquietas puede ser un desafío para vivir. Causa sensaciones en las piernas a las que el cuerpo reacciona con espasmos o movimientos repentinos para aliviar esos sentimientos. Muchas personas se quejan de que su síndrome de piernas inquietas los mantiene despiertos por la noche. La condición afecta a la calidad de su sueño, lo que, a su vez, afecta a su calidad de vida. Las causas de la enfermedad aún no se entienden completamente. Los tratamientos disponibles abordan los síntomas, pero no el propósito.

Se recomienda un ejercicio de leve a moderado para los enfermos de piernas inquietas. Cualquier cosa demasiado extenuante puede empeorar el problema. Ningún ejercicio tendrá el mismo efecto. Esto es lo que hace que caminar sea la solución ideal. Caminar ofrece la combinación perfecta de ejercicio sin demasiado esfuerzo. Puedes caminar a tu propio ritmo el mayor tiempo posible para aliviar los síntomas del síndrome de piernas inquietas.

23. Caminar es bueno para ejercitar los músculos de los pies

Los pies se esfuerzan mucho. Cuando te pones de pie y caminas, tus pies llevan todo tu peso. Para hacer esto, los músculos del pie deben ser fuertes. Un estilo de vida sedentario causará el debilitamiento de los músculos del pie. Tan pronto como pases mucho tiempo de pie, empezarán a doler. Esta es la forma en que tus pies te dicen que los músculos de los pies están cansados.

ADVERTISEMENT - CONTINUE READING BELOW

Como cualquier otro músculo, la forma de fortalecer los músculos de los pies es ejercitarlos. Esto significa ponerse de pie y moverse más a menudo. Caminar le da a tus pies un buen entrenamiento y permite que los músculos se fortalezcan. Con músculos de los pies más fuertes, podrás pasar más tiempo en tus pies sin cojear después. Asegúrate de usar los zapatos adecuados cuando camines. Apoyan los músculos de los pies y les permiten fortalecerse.

24. Caminar es bueno para aumentar tu ingesta de vitamina D

La vitamina D es vital para la absorción de calcio en el cuerpo. El calcio es esencial para mantener huesos sanos que no pierden su densidad. Tomar suplementos de calcio o comer alimentos ricos en calcio es infructuoso si no va acompañado de la ingesta de vitamina D.

Puedes obtener vitamina D comiendo hígado y pescado graso. Tu cuerpo no produce su propia vitamina D, por lo que tu dieta debe incluirla. Sin embargo, la comida no es la única manera de obtener la dosis diaria recomendada de vitamina D. La exposición al sol también proporciona al cuerpo vitamina D. Eso no significa que tengas que tumbarte bajo el sol caliente y hornearte hasta que esté crujiente. Todo lo que se necesita es salir al sol durante un corto período de tiempo. ¿Por qué no combinar tu necesidad de la «vitamina del sol» con dar paseos regulares?

25. Caminar debería aumentar tus niveles de energía

Subir la frecuencia cardíaca y acelerar la circulación de la sangre a través de tu cuerpo va a afectar tus niveles de energía. Una idea errónea común sobre cualquier ejercicio es que te agota la energía debido a la actividad física. La gente cree que el ejercicio los hará sentir agotados e incapaces de hacer nada más. Esto no es cierto en absoluto. Si bien es posible que te sientas un poco cansado después de caminar, el esfuerzo físico va a crear más energía en tu cuerpo.

El aumento del flujo sanguíneo fortalece el corazón, lo que también aumenta sus niveles de energía. La mejora de tu estado de ánimo te dará más energía para abordar las tareas con renovado vigor. El hecho de que caminar promueva una mejor calidad del sueño significa que sus niveles de energía aumentarán. El enfoque mental y la creatividad de caminar también aumentan los niveles de energía. Recargue su batería para disfrutar de una mayor energía al caminar.

26. Caminar puede mejorar tu vida amorosa

Una de las formas en que puedes canalizar tu nueva energía es ponerla a trabajar en el dormitorio participando en más intimidad con tu pareja. El aumento de los niveles de energía puede ponerte de humor mucho más a menudo que antes. Otra forma en que caminar puede mejorar tu vida amorosa es el hecho de que libera endorfinas en el torrente sanguíneo. Esto conduce a una sensación de mayor satisfacción y una sensación eufórica.

Las endorfinas se llaman hormonas para sentirse bien. Seamos realistas, cuando te sientes bien contigo mismo, es mucho más probable que quieras hacer el amor. ¿Por qué no te acercas a caminar con tu pareja? Entonces ambos se sentirán tan altos al mismo tiempo, y ambos se sentirán de humor para meterse en la cama. ¡El acto en sí es otro entrenamiento por completo que conduce a una mayor liberación de endorfinas que te dejará con ganas de más!

 

27. Caminar puede hacerte vivir más tiempo

La falta de actividad física puede llevar a una muerte prematura. No hacer ejercicio reduce la vida útil esperada. Caminar reduce el riesgo de muchas enfermedades que pueden acortar tu vida. Estos incluyen diabetes tipo 2, enfermedades cardíacas, enfermedades pulmonares, trastornos digestivos, pérdida de memoria y desequilibrios hormonales. La obesidad puede desencadenar el inicio de tales afecciones. Caminar puede ayudar a una persona obesa a perder peso y protegerse del desarrollo de estas afecciones médicas que ponen en peligro su vida. Los caminantes pierden peso participando en este agradable ejercicio.

Se han realizado varios estudios que muestran un vínculo causal entre el ejercicio regular y una vida más larga. El ejercicio, como caminar, puede prevenir accidentes cerebrovasculares y ataques cardíacos, que se encuentran entre las principales causas de muerte prematura. Incluso las personas que fuman pueden beneficiarse de caminar regularmente o de algún otro ejercicio. Sin embargo, sus posibilidades de prolongar sus vidas mejorarán aún más si dejan de fumar por completo.

 

28. Caminar puede aumentar tus niveles de colesterol bueno

Cuando la gente escucha la palabra colesterol, inmediatamente piensa en ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares. El colesterol puede contribuir a tales eventos potencialmente mortales. Sin embargo, hay dos tipos de colesterol. Comúnmente conocido como colesterol bueno y malo, es la presencia de colesterol malo lo que puede causar ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares. El término médico para el colesterol malo es LDL (lipoproteína de baja densidad

Se acumula como depósitos de grasa en las venas y arterias y restringe o bloquea el flujo de sangre hacia y desde el corazón. El término correcto para el colesterol bueno es HDL (lipoproteína de alta densidad). El HDL viaja a través del cuerpo eliminando el LDL del torrente sanguíneo. El HDL absorbe el LDL y lo lleva al hígado, donde se destruye. La actividad física, como caminar, aumenta el flujo de HDL alrededor del cuerpo. El HDL es más capaz de encontrar y absorber el LDL y llevarlo al hígado.

 

29. Caminar puede reducir la incidencia de reflujo ácido

El reflujo ácido es muy doloroso. La condición se produce cuando el ácido del estómago viaja hacia el esófago. El esófago no está alineado como el estómago para que sea tolerante con el ácido. En consecuencia, el ácido quema el esófago, lo que es extremadamente incómodo. Es normal experimentar el extraño caso de reflujo ácido, especialmente después de haber comido demasiado en la mesa de la cena. Dar un paseo después de comer en exceso puede calmar el estómago y evitar el episodio de reflujo.

El reflujo ácido persistente podría deberse al trastorno por reflujo gastroesofágico o ERGE. Una de las principales causas de la ERGE es el exceso de peso corporal. Hay presión en el estómago causada por el sobrepeso. Esto fuerza el ácido del estómago hacia arriba y hacia el esófago. Perder ese exceso de peso corporal alivia el estrés en el estómago y deja de forzar el ácido estomacal hacia arriba. Se ha demostrado que caminar resulta en la pérdida de peso.

30. Caminar puede ayudar a reducir los síntomas del síndrome premenstrual y la menopausia

El síndrome premenstrual es un síndrome premenstrual. La menopausia ocurre cuando una mujer llega al final de su ciclo de fertilidad y su sistema reproductivo comienza a apagarse. Los niveles hormonales fluctuantes caracterizan ambas condiciones. La hormona primaria que puede elevarse o reducirse es el estrógeno. El estrógeno es la hormona femenina necesaria para mantener el sistema reproductivo estable. Una fluctuación en el estrógeno antes de la menstruación puede provocar dolor de espalda, irritabilidad y dolores de cabeza. Para las mujeres que experimentan la menopausia, pueden ocurrir sofocos, sudores nocturnos y sequedad vaginal.

Para ambas condiciones, se aboga por una actividad de leve a moderada de bajo impacto para aliviar algunos de los síntomas. La mejora de la circulación puede ayudar a reducir el dolor asociado con los calambres. Los beneficios mentales de caminar pueden ayudar con la montaña rusa emocional que acompaña al síndrome premenstrual y la menopausia. Mantener el peso bajo también puede reducir la gravedad de los síntomas.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

Te invitamos a compartir tus comentarios.

Valoramos mucho la opinión de nuestra comunidad de lectores y siempre estamos a favor del debate plural y del intercambio de datos e ideas. En esta línea, es importante para nosotros generar un espacio de respeto y cuidado, por lo que por favor tené en cuenta que no publicaremos comentarios con:

- insultos, agresiones o mensajes de odio,
- desinformaciones que pudieran resultar peligrosas para otros,
- información personal

Diario la verdad no se hace responsable de los comentarios realizados por terceros ajenos a la redacción de nuestro medio.

Más Noticias