sábado 18 de mayo de 2024 - Edición Nº1991

Política | 8 mar 2023

Día Internacional de la Mujer: San Nicolás se moviliza

Este 8 de marzo la Multisectorial de Mujeres se concentrará en la plaza de la radio a las 18:30hs


8 de Marzo: Día Internacional de la Mujer Trabajadora

¡La deuda y la falta de justicia sigue siendo con nosotras!

La historia del 8 de marzo está marcada por diferentes acontecimientos que tienen como protagonistas a mujeres trabajadoras y militantes revolucionarias del siglo XIX y el siglo XX. El primer hito que traza esta línea de tiempo de las mujeres en la lucha de clases data de marzo de 1857, cuando un grupo de obreras textiles salió a las calles en Nueva York, en medio de una huelga masiva para reclamar la jornada laboral de 10 horas, y porque ganaban menos de la mitad que sus compañeros varones. Fueron brutalmente reprimidas. Medio siglo más tarde, 15.000 obreras irrumpieron con la huelga de las planchadoras. Diez años después, en 1908, tuvo lugar el incendio de la Fábrica Cotton, donde murieron 140 personas –la mayoría mujeres- en medio de una batalla con las fuerzas represivas, que estaban, como siempre, defendiendo la propiedad privada de los patrones. En este contexto, a partir de la Conferencia de Mujeres realizada dentro del Congreso de la Internacional Socialista en Dinamarca en 1910, Clara Zetkin planteó la necesidad de declarar un día especial de la mujer trabajadora que reivindique nuestras luchas. Todos estos hechos tienen matices en su documentación y hay pequeñas variantes y posiciones encontradas. Pero de lo que no hay duda es del origen proletario de esta fecha. Si hay algo que podemos afirmar, es que las mujeres escribieron su historia de lucha contra la opresión sufrida como mujeres y la explotación sufrida como trabajadoras. Una nueva jornada de visibilización, concientización y lucha, nos convoca en el Día Internacional de la Mujer Trabajadora.

El movimiento de mujeres de Argentina gana nuevamente las calles a lo largo y ancho de nuestro país por los derechos de la mujer trabajadora, ocupada y desocupada. Obreras, docentes, estudiantes, jubiladas, jóvenes, profesionales, empleadas domésticas, amas de casa, desocupadas, precarizadas, PARAMOS ante la situación de emergencia en la que nos encontramos. La pandemia que castigó al mundo, la crisis social y económica generada por el macrismo, el pago de la deuda al FMI, sumado a la agudización de los factores de guerra en el mundo y la invasión rusa a Ucrania, agravaron los sufrimientos del pueblo en un país dependiente como el nuestro.

Vivimos en un país donde los últimos datos revelados muestran que más de 18 millones de personas viven sumergidas en la pobreza y las mujeres no nos encontramos al margen de eso: >> Según el Indec, mientras 8 de cada 10 hombres participa en el mercado laboral, solo 5 de cada 10 mujeres lo hacen. >> Los datos oficiales del Ministerio de Trabajo indican que en 2022 había una diferencia de 26% entre el sueldo medio de los varones y el de las mujeres. >> En los sectores con empleos menos calificados la brecha salarial es mayor. Las mujeres somos más pobres que los varones, cualquiera que sea su posición social. En San Nicolás,

¿Passaglia qué hace para cambiar esta situación? Sus prioridades están cada vez más claras: no le destinó ni un peso a la Emergencia Municipal en violencia contra las mujeres, abrió una casa sin presupuesto ni profesionales “para cumplir”, la cerró “por falta de concurrencia” cuando somos nosotras, las que todos los días hacemos el trabajo territorial, las que sabemos que no nos dan las manos para hacer los acompañamientos necesarios, sin presupuesto y sin ser reconocidas. Su política no cambió: poner la ciudad “linda y de cara al río”, hacen grandes obras para enriquecerse y gobernar para una parte, esta es su apariencia.

Pero la otra San Nicolás, la de barrios populares y humildes la pasa cada vez peor. No genera puestos de trabajo, no destina presupuesto para deporte, salud, educación. La esencia de su política es de descarte, criminalización y abandono. La experiencia nos ha demostrado cómo en momentos de crisis económica y social somos nosotras las más perjudicadas. La ausencia de visibilidad frente a la fuerza de trabajo que representan las mujeres, y ante la llegada de esta fecha trascendental para las luchas colectivas, no debemos olvidar a todas aquellas que quedaron desprotegidas cuando los gobiernos liberales arrasaron con distintas empresas en el proceso de destrucción de la industria nacional. Debemos enfrentar y modificar el patrón cultural, que pone un manto de olvido y niega al género femenino en la historia de las fábricas. Es necesari recordar aquellas empresas que representaron un hito en la historia de la ciudad, tales como Estela, La Emilia, Cavalli, Frigorífico, y a todas aquellas mujeres que silenciosamente dedicaron parte de su vida e historia personal, y con un trabajo diario, aportaron al crecimiento del sitio, que en muchos casos era su único sustento, e intempestivamente se quedaron sin recursos, sin el lugar que respetaban y amaban y sin la posibilidad de un puesto de trabajo digno.

Venimos de ser protagonistas de grandes luchas: desde las que estuvieron en la primera fila enfrentando al Covid, las que cada día, cada semana y cada mes están firmes en las ollas populares, las trabajadoras de la salud enfrentando la pandemia, por nuestros salarios y derechos, las originarias por sus tierras y territorios, las promotoras territoriales enfrentando la violencia que sufrimos, las miles que conquistamos el aborto legal, seguro y gratuito, exigiendo una justicia con perspectiva de género en reiteradas oportunidades y denunciando la persecución judicial y la criminalización a los y las que luchan.

Este 8M nosotras paramos y nos movilizamos

 Porque a pesar de los préstamos del FMI, ni un peso de esos millones y millones se destinaron a políticas públicas destinadas al abordaje de las problemáticas de género, sino que se diluyeron en la timba financiera y en la fuga de capitales. La deuda es con nosotras.  Por aumento y ejecución total del presupuesto nacional, provincial y municipal en materia de género.  Porque la pandemia contra nosotras sigue arrasando. En 2022 se registraron 233 femicidios consumados y más de 400 intentos. ¡LAS MUJERES ESTAMOS EN EMERGENCIA!

 Porque en lo que va del 2023 se registra un femicidio cada 35 horas.  Por la declaración de la Emergencia Municipal en Violencia de Genero y la Reapertura de la Casa de Abrigo.

 Porque esta “vuelta a clases” nos encuentra con los bolsillos vacíos, sin la posibilidad de comprar guardapolvos y los útiles mínimos para que los chicos arranquen como corresponde. Con un boleto de colectivo impagable que nos empuja a no poder llevarlos los días de poca plata.

 Por acceso igualitario a los puestos de trabajo. Igual salario por igual tarea.

 Por la efectiva implementación de la Ley Micaela a nivel nacional, provincial y municipal.

 Por la efectiva implementación del cupo laboral travesti/trans.

 Porque estamos HARTAS de sufrir acoso y abuso laboral y sexual en nuestros lugares de trabajo.

 ¡Por ninguna mujer presa por prostituirse, basta de coimas y de persecución policial!

 Por el reconocimiento económico a las promotoras en prevención de violencia: ¡no alcanza sólo con nuestro reconocimiento político!

 Por más presupuesto y equipos eficientes en la atención local de las problemáticas de género en San Nicolás.

 ¡Porque en nuestra ciudad no estamos todas! Nos faltan Priscila Schneider, Débora Gonzáles, Nilda Escobar, Petrona Aguilar, Leonela Barrios, Liliana Farías, Susana Ojeda, Jorgelina Fernández, Daiana Almeida y Patricia Brauer. ¡Porque la derecha reaccionaria que atenta contra la democracia y atentó contra la integridad de la vicepresidenta no pasará!

 Porque esta Justicia esconde un profundo odio de clase y de género a los sectores populares ¡Basta de persecución judicial a las luchadoras populares! Libertad a las presas políticas mapuches.

 

Multisectorial de Mujeres – San Nicolás.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

Te invitamos a compartir tus comentarios.

Valoramos mucho la opinión de nuestra comunidad de lectores y siempre estamos a favor del debate plural y del intercambio de datos e ideas. En esta línea, es importante para nosotros generar un espacio de respeto y cuidado, por lo que por favor tené en cuenta que no publicaremos comentarios con:

- insultos, agresiones o mensajes de odio,
- desinformaciones que pudieran resultar peligrosas para otros,
- información personal

Diario la verdad no se hace responsable de los comentarios realizados por terceros ajenos a la redacción de nuestro medio.

Más Noticias