15 abril 2019 10:06 am
Sección: Generales

Desfibrilador, el salvavidas tan ausente en barrio Del Carmen

FacebookTwitterWhatsAppGoogle+
dispensario sn_opt

Hay plata para plazas pero no para un desfibrilador en el dispensario de barrio Del Carmen.

Pese a que está demostrado que los desfibriladores pueden ayudar a salvar vidas en casos de paros cardiorrespiratorios, en el dispensario de barrio Del Carmen no hay desfibrilador ni electrocardiógrafo; sin embargo para invertir innecesariamente en cortar el pasto a precios exhorbitantes en las plazas y colocar luminarias de algún proveedor amigo, si.
Para salvar vidas en los barrios, no.

Para lo que puede salvar una vida no hay plata.
Según Federico alcorta no hay plata para el arreglo de las tan útiles herramientas de urgencia ni para su control y mantenimiento.

Alcorta hace política y al capataz del barrio le importa mas hacer fiestas en el salón comunitario para el poder local -acomodar a su hija, echar una enfermera y lucir autos de alta gama que nadie sabe cómo ni de qué vive, murmuran en las calles- que velar por la salud de los vecinos del barrio.

Es una vergüenza que a un jefe de emergencia no le preocupe que no haya en el dispensario un elemento fundamental que encima cuando se rompe -no por el mal uso- no se le realicen los controles reglamentarios, y es una vergüenza en igual sentido un presidente que cree que tiene las llaves; las llaves que le otorgan los vecinos con el objetivo de presidir para el bien común; sin embargo, el poder y la autoridad las usa para que se oculten todos los asuntos del intendente, pero no se ocupa de la salud del barrio.

Los que dan la cara son los médicos, que hacen hasta donde pueden, lo humanamente posible cada día, y no hacen política con la salud de los vecinos.

FacebookTwitterWhatsAppGoogle+
Comentarios
[fbcomments]

Aviso editorial: Su comentario será observado por un administrador y aguardará aprobación.