11 abril 2019 11:48 am
Sección: Policiales

El loco y depravado de la calle Cochabamba

FacebookTwitterWhatsAppGoogle+
Featured Video Play Icon

Una familia que ya fue echada por los vecinos de la calle Necochea de San Nicolás hace ya mucho tiempo, ahora que recrudeció su postura hostil y violenta, les hace la vida imposible a otros vecinos de calle Cochabamba.

Las denuncias y las quejas, no son sólo por los ruidos que produce sin parar este hombre por horas, sino que se le suma la frecuencia de sus actos de depravación pública en la vereda, manoseándose delante de las niñas que pasan por la cuadra y las que van a la iglesia.
Pero eso no alcanza; además le saca fotos a las menores, vaya uno a saber con qué fin pedófilo y nadie actúa a pesar de las denuncias que los vecinos hicieron en la policía, a los que nunca les quieren tomar la denuncia ni realizar exposiciones civiles por tales hechos. No va la policía ni actúa un sólo fiscal, ni siquiera interviene la oficina de contralor municipal que ya sabemos a quien responde.

Ahora, para disgusto de los vecinos de la cuadra, tienen que soportar a éste hombre desquiciado y su familia que desde las 20hs hasta pasada la medianoche y muchas veces a plena luz del día golpea sin cesar chapas. Bueno es saber que éste hombre, es protegido por Ignacio Campanita Matteucci y su esposa, según se dice por lo bajo.

Este hombre de apellido, Bortoli, llamó desde septiembre a la fecha al 911, 1820 veces, y la policía acude por su llamado, pero no acude cuando llaman los vecinos por la intensidad de los ruidos ensordecedores que éste hombre realiza por horas golpeando chapas sin parar y que ya afecta seriamente la salud de los vecinos.

Una cuadra de vecinos y vecinas de bien que conviven y se conocen hace muchos años, pasaron de la paz al infierno.

Contralor municipal, mira cada vez para otro lado, y nadie advierte el gasto público que significa que un maniático llame sin cesar a la policía por mentiras y difamaciones sin asidero. Eso sí nadie sabe por qué la policía de la Primera acude rápidamente ante el menor llamado de ésta persona y nunca acude si lo llaman los vecinos por la intensidad de los ruidos que éste hombre produce por horas.

Perturba la tranquilidad de una cuadra, y los vecinos tienen miedo.

Llama la atención que don Santo Domingo de Bortoli de calle Cochabamba 416, de muestras de obscenidades corrientes a la vista de todos y que la policía lo cubra.
La policía siempre llega al lugar con dos o tres patrulleros, como si hubiera ladrones, a solicitud de éste hombre, y nunca asiste a los vecinos cuando lo llaman porque no pueden descansar, o porque le saca foto a las nenas o porque no para de sacar parlantes a la calle, o golpear chapas sin cesar.

En la cuadra hay gente mayor con problemas de salud y hasta un ex alto funcionario del servicio penitenciario, pero a nadie le importa,. Eso sí, goza de algún privilegio junto a su familia.

En el video no puede apreciarse la magnitud ni la intensidad del ensordecedor ruido en aumento que éste hombre produce por horas, y el municipio se desentiende igual que las autoridades policiales.

Acá lo tenés a Don Bortoli

FacebookTwitterWhatsAppGoogle+
Comentarios
[fbcomments]

Aviso editorial: Su comentario será observado por un administrador y aguardará aprobación.