27 enero 2019 10:00 am
Sección: Info Foto

Un instante para que nos uniera la sonrisa y no el mal humor

FacebookTwitterWhatsAppGoogle+
50586579_1832420933536590_2235004107851038720_n_opt

Un hombre mayor veía cómo un perro de la calle se acomodaba sobre una bolsa de arena. Se acercó lo acarició y me miró sonriendo, también sonreí, no quedaba otra.

Entre tanta mala noticia, tantos días de obra para una sola calle que hace intransitable el centro, y tanto pronóstico desesperante, un simple y adorado perro de la calle nos hizo comunicarnos con un vecino al que no conocíamos.

Cuando no hay poesía ni amor en las calles frías de cemento, un hombre y el gesto de acariciar a un perro nos hizo olvidar por un momento el sufrimiento de tantos. Un instante, sólo hizo falta un instante para que la sonrisa y no el mal humor nos unieran.

FacebookTwitterWhatsAppGoogle+
Comentarios
[fbcomments]

Mostrando 1 comentario
  1. Anónimo dice:

    que desapapresca este es peor que el padre este ya tiene robado pr mas por que arreglan el cementerio que no va mas nadie y por que no la invierteen la salud del hospital que lamentablemente es una verguenza ojala nunca les pase nada dios no lo quiera para saber como se siente una persona que no tiene otra cosa y tiene que ir al hospital y tienen que estar como mendigos que este dice se el intendente que se ponga las pilas por que va a salir a patadas de aca chorro

Aviso editorial: Su comentario será observado por un administrador y aguardará aprobación.