7 enero 2019 8:29 am
Sección: Info Foto

Llueve y en algunas calles de San Nicolás no entran remises ni ambulancias

FacebookTwitterWhatsAppGoogle+
48382140_365103867369459_8062520154308739072_n_opt

El sueño de una ciudad 100% pavimentada, ha dejado de serlo en San Nicolás.

Hace más de un año que no se pavimentan más las calles de los barrios de San Nicolás, y muchas calles y barrios quedan anegados cuando llueve. Los remises no quieren ingresar y la pregunta que nos reiteran los vecinos es; y si necesitamos una ambulancia, ¿cómo entra?

Pavimentar ya no es un negocio, rinden más las grandes obras y las obras que no se terminaron y que se pagaron. Rinde más no terminar las obras, ni hacer desagües ni los cordones cunetas. Sin embargo los vecinos pagamos la grandiosa obra del autódromo y allí sí que se esmeraron en la pista, en detrimento de los barrios que necesitan pavimento. Esta referencia no le quita valor al autódromo pero deja en evidencia que el resto de la ciudad, los barrios y las delegaciones no son de interés del ejecutivo municipal.

Los lectores pueden preguntarse entonces, ¿cuál fue la intención detrás de la pavimentación? tributar, cobrarle a los vecinos que no pagaban por servicios municipales.
¿Por qué? porque San Nicolás mantiene y en alza una tasa de incobrabilidad del 40%, entonces había que hacer algo y que mejor pavimentar a bajo costo y de mala calidad y que paguen los que antes no pagaban a tres veces su valor.

Ese fue sólo el comienzo, los grandes contratistas que pavimentaron muchas cuadras con sobreprecio, subcontrataban a su vez pequeñas empresas para que hagan el trabajo, y eso llevó a poder amortizar, aseguran, el porcentaje exigido para ganar la licitación.

Esa sería una de las patas del milagro económico de la familia Passaglia, al decir de Rolando Graña.

FacebookTwitterWhatsAppGoogle+
Comentarios
[fbcomments]

Aviso editorial: Su comentario será observado por un administrador y aguardará aprobación.