10 septiembre 2018 1:36 pm

Por decreto, Manuel Passaglia nombró un 30% más de empleados municipales

FacebookTwitterWhatsAppGoogle+
manuel passaglia_opt

Son alrededor de 400 puestos que registran sueldos desde 25 a 150 mil pesos por mes. Se trata de nombramientos realizados por el intendente interino Manuel Passaglia para cargos que se ocuparon en la burocracia de la administración pública. Cuando la noticia llegó a los concejales se alarmaron por la irregularidad con que se llevó adelante, se trata de decretos del ejecutivo que asegura los ingresos y contratos honorarios sin pasar por audiencias, concurso ni selección de personal. En los pasillos del concejo deliberante se escucha hablar de un intendente con el si fácil desde que no está el padre, es más un dirigente ajeno al mundo de la política que visitaba un despacho atinó a decir a este medio que “busca ganarse amigos dando trabajo a cambio”. El segundo dato que llamó la atención es la cercanía con el intendente que tienen aquellos que ingresaron.

Cada vez más empleados pero con menos servicio para dar. Con su llegada al palacio de Rivadavia 51, Passaglia ordenó el desmantelamiento de las áreas operativas en el marco de una autoproclamada política de austeridad, pero lo que en verdad acontenció es un traslado del gasto hacia personal jerárquico y puestos políticos con mejores sueldos.

Lo que parecía una medida de eficiencia en el gasto pronto permitió ver que se trataba sólo de palabras para ganar aceptación y que las promesas de gastar menos quedaron en el pasado, porque gradualmente fueron ingresando militantes de su espacio político y parientes.

La orden del entonces intendente fue el de mantener un servicio reglamentario con cuadrillas al mínimo posible de personal y recursos, de esta manera progresivamente comenzó a resentirse la calidad de los servicios y ser percibido por los vecinos de forma negativa. De hecho se multiplicaron en la oficina de reclamos los pedidos de las vecinales por mayor frecuencia de limpieza y mantenimiento del moviliario público. Las notas de reclamos que ingresaron por mesa de entradas creció más de 400% en el primero mandato de Passaglia. Caños de agua con pérdidas que demoraban semanas en repararse. Luminarias quemadas que tardaban hasta 1 mes en cambiarse y desmalezamiento o zanjeos que podían estar meses sin hacerse.

Incluso se llega al punto de que el gobierno entrega las máquinas para que los vecinos lo realicen, por falta de personal.

En realidad se trata de una planta de empleados municipales cada vez más grande pero que cubren menos servicios, es una de las herencias que deja Passaglia: más personas ocupando puestos detrás de un escritorio y menos en la calle trabajando para el vecino.

FacebookTwitterWhatsAppGoogle+
Comentarios
[fbcomments]

Mostrando 3 Comentarios
  1. Anónimo dice:

    Y yo tube w renunciar porque me cambiaron a un sector con otros horarios sin respetar declaracion jurada y sin respetar mis titulos de formacion….gente jodida inescrupulosa….y otros incapaces

  2. Anónimo dice:

    Es lícito dar nombre de estos 400 empleados puestos a dedo?

  3. Anónimo dice:

    Y ahora los blanquea dandoles los $ 10000 de suma fija….todos amiguitos del heredero

Aviso editorial: Su comentario será observado por un administrador y aguardará aprobación.