8 febrero 2018 7:45 pm
Sección: Política

A Moyano no le quita el sueño ni los gordos de la cgt ni Clarín y el 21 de febrero se marcha en Argentina

FacebookTwitterWhatsAppGoogle+
images

Si Hugo quiere, te para el país, decía un amigo del medio hace poco, y el gobierno lo sabe porque hay mucha historia detrás.

No hay otra manera de gobernar o de ejercer acciones políticas sin legitimidad.
La CGT hoy no responde al reclamo social y su descrédito crece. Los llamados Gordos, afines a negociar con el gobierno, no quieren enfrentarse al gobierno ni por las reformas laborales ni por las previsionales, pero tampoco lo hacen por los miles de despidos que asolan la Argentina cada día. Sin embargo para debilitar la marcha, algunos medios como Clarín titulan y subrayan que los Gordos y la CGT no acompañarán a Camioneros el 21 de febrero.
Pero acaso ¿camioneros los necesita?

Volvamos a la legitimidad. En tanto la legitimidad jurídica se refiere a la ley, la legitimidad política se refiere al ejercicio del poder; por lo tanto existe legitimidad cuando existe reconocimiento social por una parte o el todo de la ciudadanía. El poder que es percibido como legítimo es seguido, apoyado y hasta obedecido y si el poder es ilegítimo será desobedecido y el reclamo aumenta en el país con las exigencias del caso.

Nos parece pertinente tener claridad respecto a la legitimidad política, sobre todo cuando se ha colocado en la agenda del debate quién tiene el poder hoy en Argentina.

La mirada social o el imaginario colectivo no debe ser despreciado. Para cerrar las brechas entre lo social y lo político hacen falta líderes que más allá de gustos o modos, alce la bandera de los desprotegidos y ese hoy es Hugo Moyano, te guste o no.

Lo tocan y nos tocan, dicen los que lo admiran y lo conocen. Y no tiene que demostrarle nada a nadie, por algo es Moyano, y no le des más vueltas.

FacebookTwitterWhatsAppGoogle+
Comentarios
[fbcomments]

Aviso editorial: Su comentario será observado por un administrador y aguardará aprobación.