Licenciada en Sociología por la UBA, Directora de Diario La Verdad.

14 enero 2018 8:55 am Nota de Opinión
Por Nora Toia

Los ruidos ensordecedores de una obra en calle Mitre al 470 y nadie nos da respuestas

obra sin control y ruidos molestos

Entre las obras en la ciudad y las motos, nadie descansa en la ciudad.
En éste caso, los taladros arrancan a las 7 de la mañana, aún sábados, domingos o feriados. La siesta tampoco los detiene y los inspectores de tránsito tampoco hacen nada, comentan los vecinos.

Los mayores no tienen derecho a descansar ni los bebés. Las obras se podrían realizar respetando horarios, pero nadie hace nada a pesar de las quejas y denuncias que realizan los vecinos.

Las obra son así. Por ruidos molestos el municipio no interviene; por trabajar fuera de horario, tampoco, y los únicos perjudicados son los vecinos que sufren el ruido aturdidor e incesante, los gritos entre los trabajadores todo el santo día y los camiones ocupando espacios en las calles aunque los inspectores les hagan sacar las vallas. Se van los inspectores y las vuelven a poner para descarga de materiales a cualquier hora, agregan los vecinos.

A nadie le molestan las obras, pero que se ubiquen los muchachos y los directores de obra, porque así no se puede vivir.

Las autoridades municipales no te dan respuesta ni solución, tampoco los inspectores y menos la policía -de la que sea- y así estamos…

Por donde miremos, la ciudad le falta el respeto a los contribuyentes, pero su forma de gobernar es no escuchar a los vecinos.

FacebookTwitterWhatsAppGoogle+
Comentarios
[fbcomments]

Aviso editorial: Su comentario será observado por un administrador y aguardará aprobación.