20 noviembre 2017 6:36 pm
Sección: Política

La Batalla de la Vuelta de Obligado, soberanía y sentir popular

FacebookTwitterWhatsAppGoogle+
reserva-municipal-de-vuelta-de-obligado

Hace 171 años, el 20 de noviembre de 1845, se produjo un desigual enfrentamiento entre tropas argentinas y la flota anglo francesa. A pesar de la derrota, la heroica resistencia se convirtió en un hecho emblemático para el nacionalismo argentino.

Cuando el revisionismo describe la vuelta de Obligado o el éxodo jujeño lo hace con la visión de los sectores populares, mientras que la historia oficial propone la versión de los sectores dominantes.
Los historiadores mitristas de antes y los halperindonguistas de hoy, describen la epopeya como un hecho sin importancia porque lo narran arriba de los barcos invasores.

Dentro de la historiografía argentina surgió con el gobierno de Cristina de Kirchner una corriente revisionista que ensalzó la figura de Rosas como un líder nacionalista y defensor de la soberanía. En esa línea, la batalla de Obligado adquiere un carácter épico, por lo simbólico de haberse atrevido a enfrentar a las mayores potencias mundiales, en inferioridad de recursos e, incluso, con la certeza de que la victoria sería imposible.

Fueron dos gobiernos democráticos y populares los que reconocen la batalla de Obligado como una gesta patriótica para el nacionalismo argentino y el federalismo, lejos de las oligarquías rioplantenses y sus aliados provinciales. El gobierno de Isabel Perón, declaró al 20 de noviembre como día de la soberanía nacional y más tarde el decreto de la presidenta Cristina Kirchner eleva la fecha en reconocimiento a uno de los hitos históricos más importantes de nuestra Nación.”

Al decir de Pacho O´Donnell, la historia argentina no sólo estuvo vinculada al mitrismo en sentido ideológico, sino que despues fue la academia militar la que contó las luchas políticas y económicas sólo como batallas. La historia para mí es la consecuencia de movimientos sociales de los cuales el pueblo es siempre protagonista. En cambio la historia conservadora y liberal es la de los grandes hombres que deciden que las cosas sucedan.

FacebookTwitterWhatsAppGoogle+
Comentarios
[fbcomments]

Aviso editorial: Su comentario será observado por un administrador y aguardará aprobación.