30 agosto 2017 8:56 am
Sección: Política

El “Plan Maestro” de Macri y Bullrich. Quieren que los docentes pasen a monotributistas

FacebookTwitterWhatsAppGoogle+
profesores

El Plan Maestro que se presentará para su aprobación en el Congreso Nacional este año, se dirige a modificar las leyes existentes y ataca directamente al Estatuto del Docente. La reforma se hace para afectar las condiciones laborales docentes y precarizarlas al punto que los salarios serán diferenciados según las capacidades expuestas mediante la evaluación de los gerentes que dirijan las escuelas. Los padres a través de una página web tendrán el poder de echar al docente que según ellos, evalúe mal.

Quieren la destrucción de la educación pública y para eso hace falta la Fundación Centro de implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (CIPPEC). Esta organización es sostenida por la National Endowment for Democracy (NED), y es sostenida y apoyada por empresas de la talla de Ledesma, Banco Santander, Telefónica, ICBC, Mastercard, Banco Galicia, Roggio, Dow Química Argentina, Intel, Loma Negra, Manpower, Metrogas, Microsoft, Unilever, Telecom, etc.

El gerenciamiento del Plan Maestro comienza por los docentes, quienes son evaluados de antemano como los responsables del fracaso escolar y se pretende quitarles a ellos herramientas de conocimiento, rebajarle los salarios, desorganizarlos sindicalmente y pasarlos a monotributistas. Quieren una factoría de asalariados en mesa de saldos, afirman desde el portal la defensa digital.

En Argentina, estamos un escalón más arriba en la manipulación y por sobre todos los dispositivos de colonización de la subjetividad. La estructura de dominación del macrismo, con su discurso neo-evangelista, de despolitización, deshistorización, teñida de ejemplos de autorrealización, es propio de la cultura dominante que quieren imponer; una estética dominante, una violencia dominante como refieren algunos pensadores y académicos de hoy.

La trampa es que el trabajador ya no vende su fuerza de trabajo sino que a la hora de su evaluación rendirá cuentas por los resultados que arrojen niños desabastecidos de formación por falta de programas educativos acordes.

Un presidente que es mirado por el mundo como el presidente de más alto índice de corrupción del mundo, quiere desabastecernos de educación, lenguaje, de palabra y de militancia. Con este modelo quieren callar la voz del pueblo y tu voto lo hace posible.

Fuente: ladefensadigital.com

FacebookTwitterWhatsAppGoogle+
Comentarios

Mostrando 2 Comentarios
  1. Anónimo dice:

    Si vamos a evaluar al docente, empecemos por evaluar a los distintos ministros de educación que pasaron y con los famosos planes, que fueron rotundos fracasos en países desarrollados, los implementaron acá con los resultados evidentes. Ellos son los verdaderos responsables de la paupérrima educación que reciben los chicos. Y si encima se les da facultad a un padre de echar un maestro por calificar mal el rendimiento de un alumno, estamos al horno…

  2. Anónimo dice:

    hay que poner camaras en las aulas.los controles mejoran las docencias en todo sentido y si hay un abuso queda registrado al igual si no lo hubo.

Aviso editorial: Su comentario será observado por un administrador y aguardará aprobación.