28 junio 2017 9:19 am

Solicitan la elevación a juicio del caso Bastian. El delito de la partera Rossi por abandono de persona y homicidio culposo

FacebookTwitterWhatsAppGoogle+
Qué pasó con Bastian

A cuatro años de la muerte de Bastian, que se cumplieron éste 19 de junio, el fiscal Julio Tanus solicita la elevación a juicio a la partera María Beatriz Rossi, en orden al delito de abandono de persona agravado a Gabriela Gómez y a Bastian García y subsidiariamente homicidio culposo.

Los fundamentos de la acusación hablan de elementos de cargo serios, graves y concordantes con la participación responsable de la partera mencionada.

Lo que pudo acreditarse es que el 19 de junio de 2013, en la Clínica de la UOM, la Sra Rossi previo a ser anoticiada en varias oportunidades vía telefónica por personal de enfermería de la mencionada clinica, no se hizo presente en el tiempo en que la situación lo requería para la asistencia de una mamá, abandonando a su suerte en trabajo de parto a Gabriela Gomez, causando con su acción la muerte del hijo, Bastian; es decir, abandono de persona seguido de muerte.

La conducta de la partera quién actuó de forma negligente, violó los deberes y reglamentos del arte de curar a su cargo, por lo cual causó la muerte de Bastian García y esto está encuadrado en la figura de homicidio culposo.

Mucho se ha dicho sobre cuando un ser en gestación tiene derechos y cuando la vida es un bien jurídico protegido.
En el debate común, el no nacido no tiene derechos, pero la doctrina después de un intenso debate, se inclinó por afirmar la existencia de una persona desde la concepción penal, no obstante permanecer en el seno materno, dando plena tutela jurídica al bien jurídico protegido, vida.

¿En qué momento tiene tutela netamente penal para la doctrina? Con el inicio del proceso de nacimiento: trabajo de parto, rotura de bolsa o comienzo de cesárea. Ese sería el momento en que el feto se vuelve humano, en el sentido del derecho penal.

En el ámbito del imaginario colectivo, los no nacidos tienen derecho porque son vida, pero se los considera sin derechos, como si en el proceso de gestación no fueran vida, en el sentido estricto de la palabra y el sentimiento.

El abandono de persona agravado que le cabe a la partera, es hacia la mamá en proceso de parto, y a Bastian a punto de nacer en perfectas condiciones, y subsidiariamente la figura de homicidio culposo, porque teniendo todas las herramientas para garantizar la vida, la partera Rossi omitió evitar el resultado: abandono y muerte de Bastian.

Capítulo aparte merecen las pruebas presentadas y la autopsia: paro cardiorespiratorio por sufrimiento fetal.

Nosotros, como dijimos, no olvidamos a Bastian ni a sus papás Gabriela Gómez y Edgardo García, ni a ninguno de todos los casos que conocimos a partir del doloroso caso Bastian.

Conocimos otros casos que ocurrieron con idénticas responsabilidades por la misma partera Rossi, de forma similar al caso Bastian, contaban los papás en aquella marcha, de los que ya informaremos. Cabe mencionar que la partera, según pudimos saber, cobraba en aquel tiempo $700 por asistir en los partos y que muchas veces “demoraba en la asistencia a la mamá en trabajo de parto” si ese pago se demoraba. Cuando hablamos de mamá en trabajo de parto, decimos que la partera, dejó sin la calificación de mamá y papá a varas familias a las que les quitó su derecho a serlo en varios casos. Esa misma partera, aún hoy sigue trabajando…

Por nuestro respeto a la familia no abandonamos ni olvidamos a Bastian, hasta que la justicia sea justicia de vida y no de muerte que podría haberse evitado.

FacebookTwitterWhatsAppGoogle+
Comentarios

Aviso editorial: Su comentario será observado por un administrador y aguardará aprobación.