Licenciada en Sociología por la UBA, Directora de Diario La Verdad.

12 febrero 2017 10:19 pm Del editor al lector
Por Nora Toia

Conesa y el sueño de ser los primeros bomberos voluntarios de San Nicolás

Práctica de bomberos

Nosotros no sabíamos, como muchos en San Nicolás, que Conesa tiene un camión de bomberos quieto, parado, y al verlo sentimos la emoción de pensarlo encendido sonando con esa sirena que aguarda para ir a cumplir su misión, pero además con la fuerza que tiene todo pueblo que tiene un sueño y Conesa lo tiene.

Sueñan con ayudar hace más de 4 años. Sueñan con que suenen las sirenas y correr a ayudar. El compromiso de salir corriendo ante el sonido inconfundible de emergencia no pueden vivirlo y nosotros queremos que lo vivan.

Los bomberos de Conesa esperan hace mucho.
Ayudar, salvar, socorrer y acompañar, es lo que hace falta, pero…
“La decisión de que el Servicio de Bombero voluntarios de Conesa este operativo está en manos de la Municipalidad de San Nicolas, máxima autoridad del Distrito. Solamente desde allí, mediante una solicitud a las Autoridades provinciales que corresponden, se puede destrabar la problemática existente para obtener la tan ansiada personería Juridica.”

Tantos años preparándose, y los mas jóvenes se siguen capacitando. Tantos años y no pueden atender los diferentes tipos de emergencias como incendios, inundaciones, colapsos, accidentes automovilísticos en la ruta.

Las ganas las tienen todos en Conesa, y esto significaría escribir una página más en la vida de Conesa y su gente: ver que el sueño de tener bomberos voluntarios se cumpla.

La historia de algunos de ellos se remota a cuando de chicos veían pasar los camiones de bomberos y sentían mucha inquietud por saber qué es lo que hacían y como ayudaban a los demás.

Nuestra inquietud surgió porque algunos jóvenes nos preguntan por qué no funciona en San Nicolás una escuela de bomberos y fuimos hasta allí.
Tienen todo para ser modelo para la zona y la región y tienen una autobomba que se muere por cargar agua, y estar al servicio de la gente, pero ella aguarda ser bendecida para salir a conquistar el fuego.

Situaciones como las inundaciones y no poder colaborar en atender a los vecinos de la zona, los han dejado marcados por el dolor de la impotencia. Con sólo observar a las personas afligidas, ver que la naturaleza les arrebata a sus seres queridos y pertenencias, y no poder hacer algo por tanta gente, sin dudas los ha marcado para siempre porque no pudieron estar como les hubiera gustado. Estuvieron con el alma pero sin lucir el honor de ser los bomberos voluntarios de Conesa.

Sin embargo, está presente en todos, sin perder la esperanza, la satisfacción de ayudar a las personas: “Atender una emergencia, dejar nuevamente restablecido el lugar o las condiciones para que las personas traten de vivir su vida de manera digna, da alegría y cuando se logra y ven a las personas recobrando la esperanza, es lo que más satisfactorio que te puede dejar tu trabajo”.

Bomberos no están solos, y llegará el tiempo en que tomando conciencia de lo que pueden dar, estén donde tienen que estar, al lado de cada uno de nosotros que queremos, como escribimos antes, ver una página más en la Conesa salvadora, socorrista, altruista que todos queremos.

Gracias Bomberos voluntarios de Conesa. Ese es el orgullo que sentimos desde nuestro medio. Sabemos que algún día podrán concretar sin mezquindades, el sueño de llegar a tiempo.

Foto: bomberos de Conesa en una capacitación.

FacebookTwitterWhatsAppGoogle+
Comentarios
[fbcomments]

Aviso editorial: Su comentario será observado por un administrador y aguardará aprobación.